Posted by on 19 marzo, 2017

Síntomas Energéticos:

1) Encuentro con personas del mismo grupo de almas. Nos encontramos con una o varias personas con las cuales nos sentimos totalmente conectados o compenetrados. Sensación de corazón abierto, mucha emoción y deseos de fundirnos con el o los otros. Esto se puede dar en grupos grandes. 

2) Encuentro con gemelos del mismo rayo. Nos encontramos con una persona de nuestro misma vibración, no se necesitan palabras para comunicarnos, establecemos una comunicación telepática, amorosa, sin compromiso, no nos importa su historia personal, hay una aceptación total, no establecemos agendas ni estrategias, fluimos en el momento. Cuando nos encontramos físicamente se genera una energía que los demás notan algo así como eléctrica.

3) Sueños muy placenteros. Nos despertamos con la sensación de haber estado en un lugar muy hermosos y con seres maravillosos, recordamos con mucho detalle el lugar, la natruraleza es exuberante y hermosa, hay luces de colores, criatales, dorados, platinos…algunas veces nos dan mensajes muy claros, otras simplemente sentimos la energía amorosa y gozosa. Nos despertamos felices, la sensación se prolonga por el día.

4) Visualización de energía. Vemos flotando a nuestro alrededor esferas de colores, ORBS o geometrías de luz, le vemos los destellos de luz en el aura de otros. Otros ven el chacra del corazón con el mandala de triángulos tántrico iluminado en el pecho o el tercer ojo con su color índigo.

5) Sensación de sincronicidad. Todo fluye sincrónicamente, salimos a la calle. los semáforos todos en verde, siempre hay sitio para nuestro vehículo. Los relojes marcan 11.11, 2:22, 3:33, 4:44 hasta 5:55, las placas de los autos también con números maestros. Pensamos en que necesitamos solucionar algo y se presenta sola la solución. Pensamos en alguien que queremos llamar o ver y se nos aparece. Todo fluye en sincronía, somos como el agua.

6) Confianza en que todo está bien. Actitud de observación. Mirar la realidad externa y a pesar de lo que vemos mantenemos la confianza internamente de que todo está bien, sentimiento de certeza absoluta.

7) Visualización y sensación de que todo se funde alrededor. La realidad común comienza a vibrar y se hace transparente, todo parece vivo. Sensación muy fuerte de Unidad, no hay separación en estos estados de vibración, nuestro cuerpo vibra con todo. Éxtasis.

8) Amor incondicional por todo y todos, necesidad de dar gracias. Nuestro corazón está abierto y nos sentimos amorosos con todo. Las lágrimas se saltan por cualquier cosa y nos sentimos vulnerables pero tranquilos. Todo es divino, todo es sagrado.

9) Aromas de rosas y otras flores. La madre divina, los ángeles y muchos otros maestros sensibles, nos dan el regalo de la manifestación de su aroma, muchas veces cuando estamos en grupos de meditación o sanación. El bálsamo del aroma permite que nos centremos y relajemos . Nos rompe las estructuras racionales, el escepticismo y nos hace pensar en los milagros.

10) Experiencias extáticas espontáneas. En forma inesperada nuestro cuerpo físico nos regala una sensación de bienestar, nuestro kundalini se pasea por todo el cuerpo y nos produce mucho placer. Extasis individual.

Aquí enumeraremos algunos síntomas físicos no tan agradables, estos suceden especialmente cuando no estamos en centro y hemos perdido la confianza de que todo esta bien, es parte del crecimiento de una a otra dimensión, es un pendular hasta que volvemos al centro:

1) Sensación de cosquilleo eléctrico en todo el cuerpo. La energía esta fluyendo en tu cuerpo de forma distinta y más intensa, parece que miles de agujitas te están pinchando a la vez o alternadamente, especialmente en brazos y piernas, por la espalda y la columna vertebral, es la kundalini despertando. Lo mejor aquí es no resistirse a la sensación sino permitirte sentirla y dejarla fluir, ayuda respirar profundo, verás que al hacerlo se siente suave y llega a ser placentera.

2) Mareos y sensación de no estar en tierra. Todo va muy rápido. Sensación de que perdemos el control de las cosas y especialmente del tiempo. Lo mejor para esto es caminar descalzo y hacer ejercicios de anclaje de todos los cuerpos en el presente.

3) Dolores de cuerpo y de cabeza. Algunas veces no nos sentimos bien con lo que estamos haciendo, nos sentimos culpables de no ser “normales”, de que todo en nuestra vida es diferente. También cuando nuestro cuerpo recibe una energía de alta vibración y esta se encuentra con estructuras rígidas, se sucede una pugna por pasar y la resistencia al cambio la hace dolorosa. Para esto es bueno hacer una dieta de purificación especialmente dejando los alimentos que producen acidez en el cuerpo (harinas refinadas, café, gaseosas etc..) tomar infusiones de hierbas desintoxicantes, hacer cualquier tipo de ejercicio (Caminar, Yoga , Tai- chi, Pilates…) Y como la mejor manera de liberar el dolor es por medio del llanto, recomiendo llorar mucho. Tomar mucha agua.

4) Taquicardia y sensaciones en el corazón. El área del corazón es una de las más sensibles de nuestro cuerpo, es justamente la que nos permite la conexión con ese espacio interno donde no hay tiempo que podemos llamar 4D. Nuestro corazón esta creciendo energéticamente y reacciona con nuestros temores al cambio. Lo mejor para esto es aceptar y soltar. Puedes respirar profundo y abdominal cada vez que te pase.

5) Gripes, resfriados y virus repentinos. El cuerpo ha llegado a un nivel de sobresaturación y hace crisis. Recomendación simplemente descansar y tomar mucho agua.

6) Diarreas y vómitos. También situación de tensión extrema. La resistencia al cambio hace que no toleremos nada en el cuerpo que no este en resonancia con la nueva vibración, así el cuerpo hace su propia limpieza. Tomar mucho agua es lo más recomendable.

7) Calorones o sudoraciones diurnas o nocturnas . El cuerpo necesita limpiar y lo hace quemando todo lo que no le sirve a nivel celular. Las toxinas se evaporan. De nuevo mucho agua y baños con sal marina.

8) Cambios en el patrón de alimentación. No nos provoca comer ni a las horas de antes ni lo mismo que antes. Escucha lo que te dice tu cuerpo, tal vez llego la hora de cambiar tus hábitos alimenticios.

Todo esto que esta sucediendo forma parte del Gran Cambio de Era, vivamoslo plenamente desde la nueva energía del amor.

Posted in: Blog, Reconexión