MI HISTORIA CON LA RECONEXIÓN

En el año 2009 me hablaron del libro “La Reconexión” de Eric Pearl pero no le di lugar en mi mente por entonces. Ya por octubre de 2010 estaba navegando en Facebook y a la derecha de la pantalla me aparece un banner publicitario anunciando que Eric Pearl vendría a Buenos Aires, Argentina. Me emocioné pensando que era mi oportunidad de realizar su curso ya que no estaba en mis posibilidades viajar. Todavía no había logrado activar mi abundancia. 

Lo primero que pensé fue que no podía hacer el curso sin antes leer el libro. Busqué el libro en las librearías de  mi barrio pero no lo encontré, así que recurrí a Mercado Libre y a pesar de ser domingo partí en su búsqueda. Comencé el libro el domingo en la noche y el lunes lo había terminado, me atrapó totalmente. El libro es muy recomendable.

El mismo lunes busqué con quién podía reconectarme y el viernes ya estaba tomando mi Reconexión. No tenía los 333 dólares, valor expresado por Eric Pearl para la Reconexión, así que decidí pedirlos prestados.

Mi experiencia de la Reconexión fue maravillosa, si hasta ahora me estaba guiando por mi intuición, esa experiencia vino a confirmarlo todo.

Decidí anotarme en el Seminario y obvio tampoco tenía los 1400 dólares que valía, me endeudé con la tarjeta de crédito… y comencé a darme cuenta que ya mi miedo a la carencia comenzaba a irse.

En el seminario empecé a experimentar mi autosanación con un problema de salud que se me presentó. Algo simple pero claro.

Terminé mi curso un martes y el jueves ya estaba realizando mi primera sesión de Sanación Reconectiva a una amiga que estaba en la fase terminal de su cáncer. Ella falleció a los pocos días de terminar nuestras consultas pero su sentimiento de gratitud por lo que había pasado en sus sesiones fue increíble. Ella me dijo: “Me di cuenta por qué me enfermé, alejé a todos de mí, me encerré, hace años que estoy distanciada de mi hermana y de mis amigas pero ahora las llamé a todas, una por una y nos reencontramos. Estoy muy agradecida” Y ahí me di cuenta que a veces la sanación no era física, sin embargo, era igual de valiosa.

A partir de ese día seguí atendiendo. Mis consultas psicopedagógicas, que era a lo que me dedicaba desde hacía más de 20 años, comenzaron a mermar y las de Reconexión y Sanación Reconectiva ocupaban toda mi semana.

Desde entonces fue mi actividad principal hasta fines del 2015. A esa fecha había visto más de 400 personas y realizado casi 200 reconexiones. Las devoluciones que tenía eran hermosas y la mayoría de las personas sanaban cuestiones relacionadas con sus emociones, mente o espíritu. Tuve varios casos de sanación física pero no eran lo principal. 

Y entonces sucedió lo inexplicable. Del equipo de la Reconexión jamás se comunicaron conmigo, jamás les importó lo que yo hacía, ni siquiera siendo una de las principales facilitadoras del país. Es más, una vez quise estudiar para Mentor y no me lo permitieron por no “saber inglés”.  A fines del 2015 nos enviaron un mail a todos los que habíamos estudiado antes del 2012 y nos “obligaban” a realizar un curso nuevo donde por supuesto había que viajar y pagar muchos dólares para ser Facilitadores Fundadores y así ser “oficiales” para ellos.

Aquí pueden ver la carta que recibimos: click aqui

El curso no modificaba nada de lo aprendido ya que no podía Eric Pearl decir que las Reconexiones realizadas al momento eran incompletas o cualquier cosas que se le ocurriese. Hacer esa “actualización” no implicaba nada más que un nuevo papelito, con una nueva categoría.

Decidí retirarme por un tiempo, un año para ser exacta, y revisar interiormente qué era lo que yo quería hacer, qué sentía valido y verdadero para mí.

Fue entonces que decidí escribir esto y reactivar mi tarea como reconectora.

Luego de investigar y descubrir que los pasos en los que consiste la Reconexión no son “creados” por el Dr. Eric Pearl, que son un conocimiento ancestral, transmitido de diferentes maneras y que él tomó y acuñó registrándolos bajo el nombre de “La Reconexión ®” decidí hacer esta Iniciación sin su respaldo.

Si leyeron el libro del Dr. Eric Pearl habrán reparado en que a él lo reconecta una gitana en la playa. (del libro La Reconexión pág. 35 ) ¿Cómo sabía esta gitana reconectar? ¿Dónde y cómo aprendió Eric Pearl a reconectar?… en fin… DEJO de SEGUIR al Dr. Eric Pearl y voy a ofrecer lo que sé a aquel que quiera tomarlo conmigo.

La limitación que tengo es que mis reconexiones no serán oficialmente reconocidas por el equipo de La Reconexión® pero a sus fines más importantes que enumero más abajo serán exactamente lo mismo.

Si alguno quiere realizarlo con otro facilitador oficial aquí les dejo la página web donde pueden encontrarlos: http://www.thereconnection.com/

 

EFECTOS DE LA RECONEXION

La Reconexión está enfocada a nuestra evolución espiritual, acelera nuestro proceso evolutivo permitiéndonos acceder a quien realmente somos. Despierta y reestructura progresivamente la evolución del A.D.N y del cerebro, incrementa la conexión Tierra-Universo elevando la vibración hasta abrir y comprender nuestra multidimensionalidad y experimentando un nuevo despertar de conciencia.

Te reconectas con la Fuente de tu Ser, con la Rejilla Magnética del Planeta y con las líneas y estrellas del Universo.

Algunas personas sienten un cambio inmediato y en otras es un poco más gradual, a veces reconociéndolo otras veces sin reconocerlo, pero todos tienen una transformación.

Los cambios que tienen lugar son de un valor incalculable, y por eso es necesario poner cierta conciencia en el proceso de recibirlo. Nada sucede sin nuestra Conciencia, nuestra Libertad y Responsabilidad en el desarrollo.

 

MODALIDAD

La Reconexión se practica en sólo dos sesiones, en días consecutivos o alternos, con una o dos noches de descanso intermedias, a modo de tiempo de integración.

Se realiza una sola vez en la vida y sus efectos se observan desde el principio y a lo largo de toda la vida muy claramente.

Durante el proceso, el facilitador trae y activa estas nuevas líneas axiatonales en el consultante, teniendo en cuenta el intercambio de luz e información, la reconexión de los “filamentos” del ADN y la reintegración “de las cuerdas” (planos de la realidad que son simultáneos o paralelos).

Si algo es una constante en las reacciones de los reconectados es que sus procesos de conciencia se han acelerado, la vida fluye más fácilmente y se han convertido en imanes que atraen con facilidad lo que necesitan para su evolución. Cada vez son más ellos mismos.

Todo se realiza sobre camilla a través de las manos del facilitador en aproximadamente 40 minutos por cada sesión.

Como todos saben la Reconexión® tiene  un valor estipulado de 333 dólares o euros, por mi parte he decidido que el intercambio que estableceré a partir de hoy será de $3330 pesos argentinos por ambas sesiones. Considero importante la vibración numérica en este proceso.  En el universo todo está compuesto de vibraciones, y los números no son la excepción. La suma de 3+3+3 da 9 que en numerología se considera un número de conocimiento Superior y de servicio universal. Su vibración desprende energía sanadora. Es el número maestro conectado con su pleno potencial.

La Reconexión es un paso decisivo que se da solo una vez en la vida, y debe haber un justo equilibrio entre lo que vas a pagar y la importancia que tiene para ti. La cantidad de 333 permite tomar conciencia del paso que vas a dar y de lo que vas a recibir.

Es algo que se debe sentir desde el corazón cuando es el momento de hacerla. Debe haber un intercambio justo entre la cantidad de dinero que se paga y la importancia que tiene para la persona el hacerla, para que se dé la ecuación de la sanación. Los cambios que se producen, tienen un valor incalculable, a veces de inmediato, a veces a lo largo del tiempo. Reconociéndolo o no, sin fecha de caducidad, el proceso ya es imparable y nada ni nadie puede deshacerlo.

Seguimos nuestro cambio evolutivo hacia la reestructuración del A.D.N.

NOTA: Reconectarte es un proceso privado y particular, del nivel de una Iniciación. No es un curso y no te otorga un certificado. En mi experiencia las personas que se reconectaron activaron su don de autosanarse y sanar a otros dado que activan en sí mismos estas nuevas frecuencias. Si realizas alguna actividad terapeútica tus capacidades estarán potenciadas.