Posted by on 13 noviembre, 2014

Mitos menstruales

La Corporación Disney ha hecho mucho por contar y revisar las historias sabias del folklore europeo. Desgraciadamente, en esta revisión, muchas historias han sido depuradas o cambiadas para hacerlas más atractivas comercialmente, pero dentro de la fórmula de las películas de Disney, alguna de sus animaciones todavía logran que la antigua sabiduría de las mujeres se mantenga viva y accesible a las muchachas jóvenes.

Incluso cuando los cuentos populares son revisados para una audiencia moderna, los patrones de los antiguos arquetipos todavía pueden sobrevivir y resonar en la psique de las mujeres – es la sensación de piel de gallina al ver una película que nos muestra que la magia profunda sigue funcionando!

Esto sucede porque las historias originales son expresiones fundamentales de la condición humana, e independientemente de la época, todavía respondemos a un nivel subconsciente.

Blancanieves- ¡un mito menstrual!

En la película “Blancanieves”, Disney mantenía vivo un antiguo “mito menstrual” – una historia sobre las energías del ciclo menstrual- proporcionando una versión moderna de una historia antigua a sucesivas generaciones de niñas y madres, la cual nos enseña acerca de las energías de nuestros ciclos menstruales, sobre el primer sangrado y acerca de entrar en la edad adulta. (Para más detalles, mira mi libro Luna Roja). Pero ¿qué pasa con la animación Una aventura congelada (Frozen), adaptada de la historia de Hans Christian Andersen “La reina de las nieves”? ¿Seguro que no yace un mito menstrual detrás de esta divertida y encantadora aventura?!

Una aventura congelada

Una aventura congelada es una historia acerca de las energías de la “Hechicera” de nuestro ciclo que suceden en nuestra fase pre-menstrual.

 Para muchas de nosotras, la “fase de la Hechichera” de nuestro ciclo menstrual se suele sentir como un período de energías y comportamientos destructivos. Podemos sentirnos fuera de control, incapaces de pensar con claridad, y con baja energía física. Sólo queremos retirarnos y abandonar el mundo. De todos modos, nuestra fase de Hechicera, también contiene bellos regalos de libertad, huida, inspiración, y de energías creativas, sexuales y espirituales. Pero necesitamos conocer la clave para abrir y disfrutar de estos regalos. ¡La clave yace en Una aventura congelada!

En Una aventura congeladala Princesa Elsa nace con una “maldición” – la habilidad de congelar cualquier cosa a su alrededor. Como niña, ella juega con este poder creativo, pero entonces, por accidente amenaza la vida de su hermana.

Mientras Elsa se transforma de niña a mujer joven, su fase pre-menstrual de la Hechicera aumenta sus energías creativas, las cuales se vuelven más fuertes y más descontroladas. Elsa tiene que mantener a todo el mundo alejado y no les deja acercarse, ni física ni emocionalmente. Tiene que ocultar su poder, no dejar que se muestre , y tiene que ser una “buena chica”, de este modo nadie sabrá nada sobre ello y no le temerán ni a ella ni a su poder. Ella se encierra en su cuarto, lejos del mundo, intentando esconder lo que es y mantener a salvo a sus seres queridos.

Aislada de su hermana, no hay amor – sólo miedo, culpa y represión, mientras su poder crece cada vez más fuerte y más incontrolable.

¡Ser como Elsa!

En nuestra fase pre-menstrual experimentamos una retirada natural de nuestras energías físicas, emocionales y mentales. Pero en este descenso también experimentamos picos de energías altamente creativas y sexuales. Estas energías son fuertes, compulsivas, instintivas y salvajes. Nos pueden dirigir y dominar, y causarnos sentimientos de frustración, agresión y cólera destructiva si no las liberamos.

Como Elsa, intentamos parar la liberación de este poder creativo porque estamos asustadas – asustadas de lo que haremos y asustadas de cómo afectaremos a otras personas. Esto nos amenaza a nosostras y a los que amamos, por eso hacemos todo lo que está en nuestras manos para pararlo, incluyendo destruir lo que nos convierte en mujer y que es la fuente de nuestro poder – nuestro ciclo.

Mantener a los demás “a salvo”:

¿Cuántas de nosotras nos distanciamos de los seres queridosporque tenemos miedo de nuestros sentimientos negativos pre-menstruales de intolerancia, agresión, frustración e impaciencia, y de las palabras hirientes que podemos infligir sin querer?

¿Cuántas de nosotras nos sentimos fuera de control y desesperadas por limitar o reprimir las energías que surgen y así poder ser “buenas chicas” y ser lo que la sociedad espera de nosotras?

¿Cuántas de nosotras quieren ser sencillamente quienes somos en esta fase?

Cuando Elsa se convierte en Reina, su poder es descubierto y, asustada, corre desde su mundo hasta el aislamiento de las montañas. En la montaña con la nieve, es libre de ser quien es por primera vez en su vida – salvaje, creativa y femenina. Sin restricciones, explora sus poderes y crea una belleza increíble, cambiando no tan sólo la tierra a su alrededor sino también su propio aspecto. Ella es sexy y mágica, empoderada, y una Reina en el sentido mitológico – una representación de la Diosa de la tierra. Es libre de quitarse de encima las restricciones que se ha impuesto a sí misma para esconder su poder y proteger a los demás. Ella se suelta, incapaz de volver a sostener jamás esa energía. Siente la energía arremolinarse dentro de ella como una tormenta furiosa, y en su angustia por su incapacidad de sostenerlo, lo deja volar. Ella “se da la vuelta y da un portazo” – está tan pre-menstrual!

 El desenfreno de Elsa no está limitado por reglas; no hay nada bueno o malo, sencillamente quién es ella y su poder. Y su poder es una expresión de su alma femenina, la cual crea belleza en un palacio de hielo y cristales congelados. La chica perfecta se ha ido, las restricciones de la sociedad han dejado de ser relevantes,ella permite a la tormenta desencadenarse – ella es nuestra propia Hechicera pre-menstrual liberada!

Las energías Pre-menstruales – la clave

La fase pre-menstrual es nuestra fase natural salvaje de poder creativo y dinámico, y se convierte en una tormenta que se arremolina dentro nuestro si intentamos reprimirla. Y se filtra por todas partes, no importa lo duramente que tratemos de pararla. En esta fase necesitamos abrazar nuestro poder, encontrar nuestras necesidades, ser libres de las restricciones de la sociedad y estar en contacto con nuestra Hechicera interna, creativa, espiritual y sexual.

Disney da voz a todas las Hechiceras – mujeres pre-menstruales- jóvenes y viejas a través de la canción de Elsa “Déjalo ir”. La canción resuena con nuestra sentida necesidad de ser aceptadas, de ser libres de abrazar nuestro poder de Hechicera y de sentirnos libres de culpa sobre quién somos como mujeres. ¡No es de extrañar que esta canción resuene a tantas mujeres y chicas!

Finalmente Elsa es feliz de ser quien es – sexy, creativa, bella y empoderada. Pero no se ha dado cuenta de que su poder ha convertido el mundo en hielo y nieve.Algo está mal. Expresar su poder salvaje no es suficiente, tiene que poder ser la Hechicera y seguir viviendo con otras personas sin hacerles daño.

De nuevo, Elsa ha herido a su hermana con su poder, y esta vez Anna no sobrevivirá. Una aventura congelada es una película para niños con alegría y risas, pero también nos ofrece una clave secreta – cómo ser fieles a nuestra Hechicera interna y al poder de nuestra fase pre-menstrual sin tener miedo y sin herir a los demás.

En la historia, la llave es el “amor verdadero”.

Cuando la Reina Elsa abraza a su hermana congelada, que ha dado su vida para protegerla, se da cuenta de que es capaz de ser amada incluso con sus terribles poderes. Todos los pensamientos sobre cuán mala es y todos los sentimientos de culpa se desvanecen en cuanto ella empieza a amarse a sí misma. Y finalmente, su poder interno también es amado, y puede expresarlo a través de la aceptación amorosa y la alegría creativa.

Elsa nunca más estará aislada; una vez más, ella vive en el palacio, pero ahora está decorado con su creatividad y alegría – incluso el muñeco de nieve consigue su propia ráfaga de nieve (¡tienes que ver la película para entender esto!).

¡¿La fase del amor propio?!

Aquí está la sabiduría que resuena en nuestros huesos:

Sí, nuestros poderes de Hechicera son una tormenta-remolino interno que quiere salir, y cuando se les reprime son poderosos y destructivos.Pero la fase de la Hechicera es sobre el amor propio. Toda nuestra negatividad no es sobre la situación en la que nos encontramos o sobre la gente que nos rodea (¿cuántas de nosotras hemos pensado en divorciarnos en nuestra fase pre-menstrual?), nuestra negatividad es un gran mensaje de nuestro subconsciente sobre cuánto NOS AMAMOS Y NOS ACEPTAMOS A NOSOTRAS MISMAS,cuánto EXPRESAMOS NUESTRA VERDADERA NATURALEZA, y cuánto NOS NUTRIMOS Y SATISFACEMOS NUESTRAS NECESIDADES FEMENINAS.

Cuando nos amamos a nosotras mismas, cualquiera que sea nuestra fase, aceptando que somos criaturas creativas, sexuales y mágicas de naturaleza cíclica, experimentamos bienestar, felicidad, totalidad y autoestima. Nuestra Hechicera ya no tiene nada que temer. Ella es una bella y maravillosa parte de quiénes somos, y en los días en que domina nuestras vidas cada mes, podemos amar su creatividad y expresarla, podemos amar su sexualidad y expresarla, y podemos amar su espiritualidad y magia y expresarlas.

En los cuentos de hadas, a menudo es el amor el que destruye a la “bruja malvada”. Felicidades a Disney por dar un paso más y mostrarnos que, sintiendo y expresando amor, se superan los impulsos destructivos e incluso permite a la Hechicera ser libre, creativa y parte del mundo.

Por consiguiente, en nuestra fase de Hechicera necesitamos amarnos a nosotras mismas, nutrirnos y darnos tiempo para encontrar nuestras necesidades y expresar nuestras energías. Pienso que Elsa probablemente mantiene su Palacio de Hielo y se mete en él una vez al mes para aislarse y reconstruirse un poco!Como Elsa podemos crear nuestro propio refugio de montaña de hielo cada mes, ser la poderosa y sexy Reina de los Hielos y crear un bello mundo a nuestro alrededor.

No más maldiciones

En la película, los gnomos preguntan si Elsa nació con el poder o si fue maldita, y la respuesta es que nació con ese poder – como todas las mujeres. Más adelante, en la película, Elsa canta que el poder es una maldición. Curiosamente, “La Maldición” es un término pasado de moda para la menstruación, basado en la historia cristiana en la que Eva es expulsada del Paraíso y se le da el ciclo menstrual y el parto como un castigo por desobedecer a su dios.

Algo tan maravilloso e increíble como el poder creativo femenino todavía es visto en muchas sociedades distintas en todo el mundo como una “maldición” – algo que va contra la naturaleza, que es negativo y destructivo, y algo que necesita ser reprimido y controlado.

Una aventura congelada nos muestra cuán bellas y poderosas son las mujeres si sus energías son abrazadas y amadas y, lo que es más importante, si se les da permiso para ser libres.

 

Gracias Disney

Quizás no lo sepa, pero usted ha creado un mito menstrual maravilloso para ayudarnos a entendernos a nosotras mismas y para enseñar a nuestras hijas la belleza del ciclo menstrual.