Posted by on 19 marzo, 2017

¿Qué podrías esperar después tu Reconexión?

Algunas personas sienten un cambio inmediato y en otras es un poco mas gradual, a veces reconociéndolo otras veces sin reconocerlo, pero todos tienen una transformación. Los cambios que tienen lugar son de un valor incalculable, y por eso es necesario poner cierta conciencia en el proceso de recibirlo.

1)      Conexión con el Ser Superior: esta conexión de aquí en más será permanente por lo tanto lo que sigue es el resultado de ello.

2)      Desarrollo de la Misión Personal: el futuro potencial se acercará rápidamente para el cumplimiento de los mejores caminos personales. Sabrás qué hacer y cómo cambiar para lograr el tan ansiado estado: realizar la Tarea de Vida o Misión Personal

3)      Talentos: descubrirás nuevos talentos y desarrollarás los que ya tienes. Esto es vital para el desarrollo de la tarea de vida.

4)      Cualidades extrasensoriales: desarrollarás mayor poder telepático, clarividencia, clariaudiencia, capacidades sanadoras, capacidad para la manifestación de elementos.

5)      Sensación de tiempo: vivirás en un presente perfecto inalterable, sin preocupación por el futuro ni angustia por el pasado.

6)      Desapego: el drama de la vida será como una película que verás pasar. Sentirás que ya no te pertenece y de esa manera podrás manifestar más amor incondicional y ayudar mejor al prójimo.

7)      Pensamientos: desaparecen los pensamientos negativos así como también las emociones no deseadas. Vivirás en un eterno estado de positivismo y felicidad.

8)     Estado: la felicidad y la alegría serán el estado permanente de tu ser completo, así como la sensación de libertad. Ya no dependerás de opiniones externas.

9)      Campo áurico: sentirás a tu alrededor una energía consistente como si la pudieras tocar. Es tu campo ya fuerte y firme en el camino de la ascensión.

10)  Atracción: todas aquellas intenciones serán atraídas fácil y rápidamente hacia ti: salud, abundancia, relaciones amorosas, creatividad, juego, viajes.

Posted in: Blog, Reconexión